Observación astronómica en el verano de 2020

Nueva Acrópolis Sabadell homenajeó especialmente a los astros. Un grupo de filósofos entusiastas por la astronomía promovieron una actividad al aire libre y vivieron una jornada mágica llena de conocimientos, instalación de telescopios, observación de estrellas y constelaciones, cuentos míticos sobre el cielo estrellado en distintas civilizaciones y un bello compartir entre los asistentes.

El momento privilegiado de la noche lo ejerció, sin duda, un protagonista muy especial: la visita en el firmamento del cometa NEOWISE, cuyo ciclo orbital periódico ronda los 6800 años. Su avistamiento provocó una gran exaltación, alegría y elevación, pues acompañar su trayecto desde nuestra humilde estancia en el cosmos nos hace reflexionar sobre la naturaleza profunda de la luz, esa que vence las dificultades, que se impone a la oscuridad, que porta la llama de la sabiduría y nos impulsa a seguir construyendo en momentos difíciles a favor de los ideales eternos, esos que no conocen límites y nos hacen rozar el cielo en la tierra.

Este año ha representado para la humanidad un tiempo de enormes desafíos, un año para templar nuestra fortaleza y carácter, un año para entrenarnos y plasmar los valores más profundos: el sentido vital de la filosofía atemporal. ¿Y qué mejor forma que soñar y vivir inspirados en ese cielo estrellado contenedor de tanta sabiduría?